¿Quiénes eran los 846 funcionarios de la PDI que allanaron la Comunidad Temucuicui?

Los problemas del operativo de la PDI en la comuna de Ercilla ya son conocidos. Sus protagonistas no tanto ¿Quiénes fueron parte de la misión, de dónde venían y qué se perdió durante el cometido?

846 funcionarios de la Policía de Investigaciones participaron en el bullado allanamiento realizado en la Comunidad Temucuicui, por una causa de tráfico de drogas. Así al menos lo asegura una la institución en una respuesta a una solicitud de transparencia hecha en enero. En ese mismo documento se asegura que el personal llegó a Angol en dos tandas, 48 y 24 horas antes de su misión.

El 5 de enero llegaron 76 funcionarios: 49 de unidades especiales de distintas partes del país (9 de Valdivia, 11 de Iquique, 10 de Concepción y 19 de Arica), 25 de operaciones especiales y 2 especialistas en desactivación de artefactos explosivos, todos de Santiago. Los 770 restantes llegaron durante el 6 de enero, horas antes de la misión.

Puedes revisar la lista completa en este vínculo.

En total participaron 195 funcionarios de las Bicrim de todo el país, 76 de la Brianco, 56 de la BIPE, 49 de unidades especiales, 17 de la Biro y 13 de Lacrim, entre otras unidades y servicios.

Si el problema era el factor sorpresa, tampoco sirvió la llegada de 846 funcionarios en 48 horas. La atención que provocó el operativo en la ciudad de Angol fue aumentando con la llegada de equipamiento y otros operativos logísticos.

Además, fuentes de la propia institución aseguran que no todos estaban preparados para la operación en términos de conocimiento del lugar y a lo que se enfrentaban. Por ejemplo, nadie tomó en cuenta que se iban a demorar una hora en una caravana enorme hasta la comunidad. Fallas que se vieron plasmadas en el video del operativo, publicado por Interferencia.

Problemas tácticos que van desde el posicionamiento hasta no saber dónde quedó una escopeta, otro pierde las llaves de una de las camionetas, lo que ralentiza la retirada, a otro se le cae una lacrimógena; o el agente que protagoniza el video, quien no solo pierde su cámara, sino que también no le funciona más el percutor de su subametralladora.

Armamento perdido

En el caos de la retirada se perdieron muchas cosas. De hecho, existe un sumario administrativo que se inició el 12 de enero por el extravío de una pistola marca “Jericho” durante el operativo realizado en la Comunidad Temucuicui en la comuna de Ercilla. Sin embargo, este no sería lo único que se dejara en el lugar.

Personas que fueron parte del operativo aseguran que se dejaron muchas cosas en el lugar y que luego se tuvo que ir a recuperar como automóviles y equipamiento operativo.

En respuesta a una solicitud de transparencia, la Policía de Investigaciones dijo que no cuenta con un registro de los artículos pertenecientes a esta institución que hayan sido declarados como perdidos o robados durante el mes de enero.